Conoces el dolor? Conoces a alguien que conoce el dolor? Aqui les abro mi corazon acerca de este tema.

Las Olas del Dolor
26 de Junio, 2016

Esta noche me estoy dando cuenta de algo, tengo un nuevo compañero. No lo invite, no pidió permiso acompañarme, nadamas llego y esta a mi lado constantemente. Su nombre es el dolor. Hay muchas personas que tienen este mismo compañero.

Como mujer cristiana, fui ensenada a negar este compañero. Soy mujer fuerte! Valiente! Guerrera! Es pecado confesar debilidad! Todos mensajes con buenas intenciones de animar, para mantenerme a flote, pero no son ciertas. Toda fuerza, toda valentía, toda señal de guerrera viene de mi Dios fiel. Esto no significa que este compañero latoso que se llama dolor no mete su pata de vez en cuando, mas seguido que quisiera.

El dolor es fuerte al ver a mi esposo sufrir internamente y físicamente. Mirar sus limitaciones para leer, escribir, fluir en conversación. La posibilidad de que se pierda, ahora siempre tiene que estar acompañado. Los gritos de mi corazón? Auxilio!!! Se robaron a mi esposo, y me dejaron un extraño aquí!

Este dolor viene y se va como las olas del mar. Hay días que la ola toca mis pies y se regresa; otros días llega a mis rodillas, me sacude pero no me tumba. También están esos días que la ola viene y me traga de cabeza hasta los pies, me tumba y caigo, me ahogo, no respiro, y luego siento que Dios viene a mi rescate y me levanta, sigo hacia delante.

Me pregunto, es pecado sentir dolor?

Pues realmente hay muchísimas personas que tuvieron este mismo compañero hasta que Dios dijo "basta!" Algunos que vienen a mi mente son:

• Abram y Sarai, el dolor porque no podían tener hijos
• Jacob, dolor por la perdida de José
• Ana, dolor por no tener hijos
• Job, dolor por perder a sus hijos, todos sus bienes, su salud
• Ruth y Noemí, por la perdida de sus maridos
• Jesús, demostró el dolor mas grande al orar en el huerto antes de morir.

"Entonces Jesús fue con ellos al huerto de olivos llamado Getsemaní y dijo: «Siéntense aquí mientras voy allí para orar». Se llevó a Pedro y a los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y comenzó a afligirse y angustiarse. Les dijo: «Mi alma está destrozada de tanta tristeza, hasta el punto de la muerte. Quédense aquí y velen conmigo».
Él se adelantó un poco más y se inclinó rostro en tierra mientras oraba: «¡Padre mío! Si es posible, que pase de mí esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía»." Mateo 26:36-46

El alma de Jesús estaba "destrozada de tanta tristeza hasta el punto de la muerte." Que dolor tan pesada. Jesús nos enseña como debemos responder al dolor:

• Se inclino y oro a Su Padre.
• Fue transparente consigo mismo y con Dios "si es posible, que pase de mi esta copa de sufrimiento." O, cuantas veces le he clamado a Dios "ya basta!!!! Este dolor es demasiado fuerte!!!" "No puedo mas!!!"
• Jesús reconoce que el plan de Su padre es bueno y superior a cualquier emoción y dolor humano. "quiero que se haga Tu voluntad, no la mía."

Cuando viene esa ola gigante y me tumba, en medio de ahogarme oigo Su voz dulce y suave recordándome que tiene un propósito para esta situación y para este dolor, que Su voluntad es por mi bien; y me levanta de la arena, me sacudo y sigo adelante otro día mas. No se que tan grande va ser la ola mañana, pero se que Dios siempre esta ahí para levantarme. No se que tan grandes son tus olas o que tan enfadoso es tu compañero "dolor", pero se que el mismo Dios que esta conmigo esta contigo, y un día, en Su tiempo perfecto, Dios va clamar Basta, y va cambiar nuestro dolor en alegría, esto es mi esperanza!